Sergio Oschilewski M.
Pastor I. Bíblica Las Condes


Si usted se encuentra impedido de asistir al local de la Iglesia, le recordamos que puede conectarse a nuestro culto dominical en horas de la tarde del domingo, por medio de nuestro canal de YouTube.


Cita bíblica

Deuteronomio 30: 15-20.

Introducción

Luego de ver el origen del hombre (parte I y parte II), así como sus relaciones fundamentales con Dios, su trabajo (parte III) y su familia (parte IV), su caída y destitución de la gloria de Dios, y cómo la gracia del Señor le otorgó una oportunidad de salvación (parte V), nos falta aún por ver, cuál es el futuro del ser humano.

Viéndolo de otro modo, hemos respondido a preguntas como: ¿de dónde venimos?, ¿qué somos?, ¿cuál es nuestro lugar en la creación?, ¿por qué el dolor y la maldad? y ¿qué alternativas hay para el ser humano caído? Ahora, lo que nos está faltando es buscar la respuesta a la pregunta: ¿hacia dónde vamos?

La respuesta a esta pregunta dependerá de una sola cuestión: qué ha hecho la persona con el socorro enviado del cielo para rescatarle.

  1. El futuro de la persona que rechaza el socorro.
  2. El futuro de la persona que recibe el socorro.
    1. Lo que le espera de parte del Señor.
      1. Un habitar eterno en los cielos.
      2. Herencia.
      3. Transformación.
      4. Resurrección.
      5. Participación en el reino milenial.
    2. Lo que se espera de ella.

Conclusión

Hemos considerado el inicio, el presente y el futuro del ser humano. Respecto al pasado, ya nada podemos hacer, pero sí mucho respecto al presente y al futuro. Hoy es el día de escoger, es el día de decisión: ¿qué harás con Cristo? La pregunta es trascendental, pues de tu respuesta dependerá el resto de tu existir, el cual no tiene término.

A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia;

Deuteronomio 30: 19