Estás aquí: Home

Cita Bíblica: Éxodo 2:1-10

Introducción: Una madre es aquella mujer que no solo acuna y nutre en su vientre, por nueve meses, a una pequeña e indefensa criatura, sino que luego lo alimenta con leche, sopa y caricias; es aquella mujer que escucha y cura las heridas del alma y del cuerpo; es aquella mujer que defiende e intercede, pero también, disciplina y esculpe en el alma y espíritu de aquel niño los principios eternos.

En esta oportunidad, quiero invitarles a profundizar en esta última tarea mencionada: dar una adecuada formación al hijo que se encuentra bajo el amparo y tutela divinamente establecida. Aquí una advertencia muy importante, si no formas tú a tu hijo con el Santo Modelo, lo hará otro que, con la mayor probabilidad, desconocerá, y aun rechazará a Dios y su plan.

I. LA OFENSIVA PAGANA
A) Anular.
B) Sustituir.

II. LA REACCIÓN DEL MATRIMONIO CRISTIANO

III. UN EJEMPLO DE AYER PARA LOS DÍAS DE HOY

Conclusión: Madres, el Señor les ha puesto en un alto pedestal con una majestuosa tarea; que nadie las baje de ahí, menos ustedes mismas; que nadie disminuya el honor, la responsabilidad y la autoridad que Dios les ha dado.

En sus manos está lo que serán sus hijos mañana y con ello, la sociedad de mañana y la iglesia de mañana.
Vuestro rol es importantísimo, no se dejen manipular o intimidar por aquellos que hoy intentan quitarles el mandato entregado por Dios mismo.

“Abre su boca con sabiduría, y la ley de clemencia está en su lengua.” Prov.31:26

Madres contra viento y marea

Dios prospera a los que le temen

Cita Bíblica: Salmo 89:11-18

Introducción.

En el día de hoy quiero invitarles a realizar una extrapolación del mensaje del domingo pasado, basado en la Primera Epístola de Pedro, y que se tituló: “La Santidad en Cinco Planos”. En esa oportunidad vimos como el Apóstol exhortaba a los hermanos a poner en práctica los sublimes principios enseñados. El hace alusión al prójimo, a los hermanos, a Dios; luego, a los gobernantes y a los jefes.

En esta ocasión, quiero invitarles a ver lo que estos principios trajeron a las naciones donde se respetaron en gran escala. Me refiero, puntualmente, a las consecuencias de la Reforma Protestante del siglo XVI.

Luego que la Reforma entregara al pueblo la Biblia y ésta comenzara a ser predicada desde los púlpitos en el idioma del pueblo. Luego, que sus enseñanzas comenzaran a ser aprendidas, comprendidas y, principalmente, aplicadas, se produjo lo inevitable, las personas y los pueblos en que esto fue una realidad, comenzaron a surgir, comenzaron a destacar.

Lo anterior sucedió porque la Biblia no es un libro de salón, no es un libro de teorías, no es un libro que sólo hace bien al espíritu de quien lo lee y medita, es también, un libro práctico, un libro de campo, un libro que prospera al hombre, su familia y a la nación que lo toma como su bandera.

Consideremos como la aplicación de sus grandes principios influyen positivamente en:

I. LA VIDA PERSONAL Y FAMILIAR
II. LA VIDA NACIONAL
III. LA VIDA MUNDIAL

Conclusión.

La comunión con Dios y su Palabra, sana, restaura y prospera, tanto a una persona como a una nación que se someta. No se trata sólo de una sanidad, restauración y prosperidad interior, sino que también lo es exterior y muy visible. Pensemos: ¿cuántas bendiciones ha traído la aplicación de la Palabra de Dios a tu hogar, desde que ella entró? ¿cuántas bendiciones ha traído la Palabra a las naciones donde sus seguidores son mayoría?

La Palabra de Dios transformada en acción es más potente que todas las bombas atómicas, Ella tiene la facultad de destruir lo malo y construir para bendición y gozo de las personas y las naciones.

“Bienaventurado el pueblo que sabe aclamarte; Andará, oh Jehová, a la luz de tu rostro.” Salmo 89:15