Estás aquí: Home » Blog

El fundamento de mi fe

Cita Bíblica: Hebreos 11:8-13.

Introducción.

Abraham constituye un gran ejemplo de lo que es la fe con fundamento y de lo que es la fe en acción; en su caso vemos como “la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” le llevó a tomar decisiones y acciones tan radicales como salir con toda su familia y pertenencias, de la seguridad de su gran nación, para ir a vivir como nómade a una tierra que no poseería él, sino su descendencia.

Su vida y acciones nos enseñan sobre uno de los temas más importantes, y pienso, poco comprendidos, para algunos creyentes, me refiero a la fe.

  1. LO QUE ES LA FE
  2. ACTOS DE FE
  3. BASES DE LA VERDADERA FE

Conclusión.

La fe, como el amor que exige Dios, es más que un sentimiento, creencia, influencia o sugestión, se trata de una vivencia, una experiencia interna, tienen fundamento sólido y no descarta a la razón, la voluntad y los afectos.

Dios no exige una fe ciega, la exige consciente de estar haciendo Su Palabra.

Es un buen momento para considerar estas dos interrogantes: ¿En qué está fundamentada mi fe? y ¿Es mi fe sólo interna o se manifiesta en acciones?

para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,

1ª Pedro 1:7

No sabemos

Cita Bíblica: Mateo 21:23-27.

Introducción.

En este capítulo de Mateo, a pocos días de su crucifixión, se narran acontecimientos muy importantes del ministerio de Jesús. El capítulo comienza con la entrada triunfal a Jerusalén; también encontramos la purificación del templo y la maldición a la higuera estéril, además de una serie de parábolas y discursos que nuestro Señor pronunció, dirigidos principalmente a sus más enconados enemigos.

Estos relatos comienzan con la autoridad de Jesús puesta en duda, por parte  de sus adversarios. El relato que ahora nos preocupa, se da con una serie de preguntas, contra preguntas, y respuestas, que nos permiten revelar la hipocresía que había en el corazón de ellos.

Veamos algunos aspectos importantes del dialogo que se dio entre Jesús y sus interrogadores.

  1. LA PREGUNTA A JESÚS.
  2. LA RESPUESTA DE JESÚS.
  3. LA RESPUESTA DE ELLOS.

Conclusión.

Es difícil entender porqué las personas, aún después de muchos años, exigen que Cristo les muestre sus credenciales; no es lógico que Él, que ha manifestado por años en forma abierta y con infinidad de pruebas, quien es, sea todavía cuestionado y sometido a los más severos juicios, aun cuando nunca ha dejado motivo alguno de duda.

Uno no puede explicar porqué los hombres fracasan en la búsqueda de la verdad que lleva a la vida eterna; en realidad, la respuesta está en la misma lectura y es la misma razón de porque el pueblo y sus dirigentes no llegaron a reconocer al Mesías. Cristo mismo nos da la respuesta con su pregunta implícita: “¿Por qué, pues, no le creísteis?” Fue la incredulidad obstinada del pueblo y sus dirigentes la causa de su fracaso, como también es la causa del fracaso de muchos en la actualidad.

Su falsa religiosidad les impidió ver una realidad espiritual que los llevaría a la verdad; el mensaje de Juan fue muy claro, en cuanto a Cristo; el centro de su mensaje consistió en declarar que Jesús era el Mesías prometido y esperado.

Es necesario hermanos, tener paciencia y sabiduría para seguir adelante en nuestra tarea, aprendamos de Cristo para saber cómo debemos contestar; no desmayemos. Cristo encontró dificultades, pero eso no le impidió hacer su tarea; así como encontró oposición, nosotros también la encontraremos; pero el Señor también encontró hombres que estuvieron dispuestos a escuchar y creer; aunque son pocos, todavía hay personas dispuestas a escuchar.

Juan dio testimonio de él, y clamó diciendo: Éste es de quien yo decía: El que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo.

Juan 1:15

El rescate de Ruth

Cita Bíblica: Ruth 2:10-13

Introducción.

En la meditación de la semana pasada vimos la conversión de Ruth, el gran cambio que se produjo en ella y que la llevó a tener un horizonte completamente distinto al que había tenido durante toda su vida pasada.

Quedamos con Noemí regresando a Israel, a los campos de Belén, y con ella su nuera Ruth. Fue un regreso triste, porque se había marchado, años atrás, junto a su esposo y sus dos hijos; ahora, regresaba, viuda y sin hijos, no obstante, traía con ella un gran tesoro, su joven y virtuosa nuera Ruth.

En el día de hoy, daremos un paso más en la historia de Ruth y consideraremos el proceso que definitivamente cambió su vida, la de Noemí, y la de su descendencia.

  1. REDENCIÓN
  2. LA REDENCIÓN DE RUTH
  3. NUESTRA REDENCIÓN
    1. Vendidos por causa del pecado.
    2. Sin pariente que pueda rescatarnos.
    3. Un pariente no esperado.

Conclusión.

De un redentor común, se espera que pague el precio del rescate de una persona, luego de lo cual, esa persona es libre. Nuestro Redentor, Jesucristo, no sólo pagó el precio de nuestro rescate, sino que también nos dio herencia, familia y participación del mejor linaje que se pueda considerar.

sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, …

1ª Pedro 1:18, 19a

Un nuevo horizonte

Cita Bíblica: Rut 1:16-18

Introducción.

El libro de Rut, atesora una historia llena de pasión, amor, suspenso y grandes enseñanzas espirituales.

Rut constituye un gran ejemplo de lo que es la conversión al Señor. Ella experimenta un giro de 180º respecto a todo lo que es su vida, es decir: su tierra, su familia, sus creencias, sus tradiciones y costumbres, y comienza un camino de fe junto a su tutora, Noemí. Luego, nos gozarnos al ver como Dios recompensa su sabia, fuerte y pujante resolución.

Consideremos ahora, el nuevo horizonte de Rut en cuanto a:

  1. SU TIERRA
  2. SU CASA
  3. SU DIOS

Conclusión.

El nuevo horizonte que se abre ante los ojos del convertido tiene una distancia infinita que se prolonga por la eternidad, e implica un constante descubrir las delicias del Señor.

La conversión implica cambiar la perspectiva de todo, una nueva visión en cuanto a tierra, casa y Dios, una visión que nos hace poner la mirada en las cosas de arriba, pero sin dejar de considerar que estamos en el mundo con una sagrada misión.

Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo.

Fil. 3:7

Dios lo dijo (parte II)

Cita Bíblica: 1ª Timoteo 4:13-16

Introducción.

En la exposición anterior, vimos que una preocupación continua de los escritores sagrados fue que la iglesia local supiera guardar la doctrina conforme a ciencia; es decir; todo lo que Dios enseña, por medio de Su Palabra Escrita. Al escudriñar en la Biblia, encontramos toda la información que necesitamos sobre este tema, así como toda la doctrina necesaria para la Iglesia hasta su Arrebatamiento.

En aquella oportunidad, consideramos la importancia de la doctrina bíblica y con ella: lo fundamental que es para la salvación del ser humano; la necesidad de ella para el correcto crecimiento y perfeccionamiento del creyente y la Iglesia. Finalmente, nos dedicamos a revisar el origen del conocimiento conforme a ciencia.

Ahora les invito a dar  dos pasos más en este tema fundamental; primero, veamos cuán importante es la doctrina para discernir entre el error y la verdad.

  1. ES INDISPENSABLE PARA DISCERNIR ENTRE EL ERROR Y LA VERDAD. La sana doctrina:
    1. Nos libra del error.
    2. Evita que seamos reprendidos.
    3. Permite corregir a quienes se encuentran en la oscuridad.
    4. Permite identificar y rechazar a quienes intentan introducir falsas doctrinas.
  2. COMO EVITAR CAER EN ERRORES AL INTERPRETAR LA BIBLIA. Debemos atenernos a los siguientes principios:
    1. Asumir que el lenguaje bíblico es literal.
    2. La Biblia interpreta a la Biblia.
    3. Sus páginas se encuentran repletas de aplicaciones para la vida del creyente.
    4. Se debe escudriñar en forma personal.

Conclusión.

Al joven pastor Timoteo, Pablo le dice: “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.” (2ª Timoteo 4:3,4). Se trata de una advertencia con palabras claras y muy fuertes. Pensemos que si esta advertencia fue hecha hace casi dos mil años, ¡cuanto más vigente se encuentra para los días de hoy, en que el Adversario ha perfeccionado sus artimañas para separar al cristiano de la única fuente de información correcta y salud, la Biblia!

Seamos muy cautelosos y hagamos nuestras las siguientes palabras de Pablo:

Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.

1ª Timoteo 4:16