Estás aquí: Home » Blog

La ira de las naciones (parte IV)

Cita Bíblica: Apocalipsis 19:11-21

Introducción

Durante los tres domingos pasados, hemos visto como la configuración de naciones que hoy vemos, fue profetizada hace más de dos mil años, y no solo en su forma general, sino también en su carácter y tendencias religiosas y militares. Hemos considerado a cuatro bloques de naciones, más un país muy especial llamado Israel.

     Estudiamos: el bloque de pueblos y naciones musulmanas, el bloque constituido por el Imperio Romano Reconstituido, el bloque constituido por los Reyes de Oriente, y a Gog y Magog junto a sus aliados. Es notorio como cada uno de estos grupos de naciones se encuentra asociado a poderosos ejércitos y, todos ellos, manifiestan en alguna medida, enemistad hacia Israel.

     Hoy veremos cómo concluye la ira de estas naciones.

III. EL MEGA ENCUENTRO

  1. El principio de la ira
    1. Panorama general de los acontecimientos finales.El ataque sorpresa.La salvación sobrenatural.
  2. La ira final.
    1. Motivaciones.El encuentro.

IV. LA CONCLUSIÓN

  1. Un ejército no esperado.
  2. Un imperio no esperado se impone.

Conclusión.

De este modo, la ira de las naciones, termina, sin que ellas lo quieran, glorificando a aquel contra quien va dirigida la ira.

     ¡Sí! El Señor se encuentra a las puertas: “He aquí yo vengo pronto,” Apocalipsis 22:12a

     Seamos precavidos y sabios, cuidémonos de estar siempre en el lado correcto y no nos dejemos llevar por la “opinión políticamente correcta” de nuestro siglo, pues suele ser la más incorrecta.

Decid entre las naciones: Jehová reina. También afirmó el mundo, no será conmovido; juzgará a los pueblos en justicia.

Salmo 96:10

La ira de las naciones (parte II)

Cita Bíblica: Daniel 2:31-45

Introducción.

El domingo 14 comenzamos a desarrollar un tema que considera a las naciones en su estado actual y su destino conforme a las profecías. En esa oportunidad, nos hicimos las siguientes preguntas: ¿Hacia dónde se dirigen las naciones; hay un punto de convergencia entre ellas; existe una meta común para ellas, hay motivaciones en común?

     Para comenzar a analizar este tema, vimos que era indispensable considerar una nación en particular y la relación de las demás naciones y bloques de naciones, con ella, me refiero a Israel. Un país pequeño, pero clave en el concierto mundial de los pueblos.

     Luego de reflexionar en la reaparición de Israel entre los países, entramos a considerar dos grandes grupos de naciones: Uno conformado por cuatro grandes bloques de estados y pueblos, todos enemigos de Israel; y un grupo conformado por amigos de Israel.

      En seguida describimos a uno de estos bloques, el constituido por los países y pueblos motivados por el islamismo.

     Hoy seguiremos avanzando en nuestro tema, considerando al segundo bloque que proféticamente debe estar presente en el cuadro final de las naciones, y, ¡vaya que si lo está!, me refiero al Imperio Romano Restablecido, más conocido hoy, como: “La Unión Europea”.

2. El Imperio Romano Renovado.

  1. Profecía de Daniel.
  2. El Imperio Reconstruido.
  3. La Unión Europea y su poder civil y militar.
  4. El nuevo imperio romano e Israel.
  5. Un breve repaso a los acontecimientos finales.

Conclusión.

Cuántas de las noticias que nos llegan y aceptamos como el natural desarrollo de la historia, no tienen, en realidad, nada de natural o fortuito, ya fueron profetizadas hace más de dos mil quinientos años, siendo partes de un complejo cuadro.

     Las naciones no se mandan solas, ellas han sido hechas para obedecer y glorificar a Dios; si no lo hacen, deberán lamentar su arrogancia.

Bienaventurado el pueblo que sabe aclamarte; Andará, oh Jehová, a la luz de tu rostro.

Salmo 89:15

La ira de las naciones (parte I)

Cita Bíblica: Apocalipsis 16:13-16

Introducción.

Las noticias, nos hablan del poderío musulmán en constante radicalización y expansión; por otra parte, oímos de la Unión Europea y su gran autoridad sobre las naciones; luego, oímos del crecimiento imparable de China y otros países asiáticos; por último, constantemente nos hacen saber de Rusia, sus aliados y su poder.

¿Hacia dónde se dirigen las naciones? ¿Hay un punto de convergencia entre ellas? ¿Existe una meta común para ellas? Tiempo atrás (año 2015), realizamos una serie de cuatro estudios sobre la globalización mundial,  y su explicación a la luz de la Biblia; con ello, respondimos varias interrogantes relacionadas con el tema arriba planteado. No obstante, el tema que nos preocupa, siendo uno, tiene varias caras muy importantes; en esta oportunidad, les invito a considerarlo desde la perspectiva de la relación de las naciones con Israel, y el gran encuentro de ellas en Armagedón.

     Vemos que, a pesar del tema de la globalización, de las alianzas y de los intentos de paz mundial, la temperatura de la caldera de las naciones, aumenta y aumenta; no olvidemos la profecía que advierte: “cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán.” (1ª Tes.5:3).

  1. UN PAÍS.
  2. CINCO BLOQUES DE NACIONES.
    1. Los cuatro bloques enemigos de los hermanos del Rey.
      1. Los Reyes de Oriente.
      2. Gog y Magog.
      3. Los Países Musulmanes.
      4. El Imperio Romano Renovado.
    2. Los amigos de los hermanos del Rey.
  3. EL MEGA ENCUENTRO.
  4. LA CONCLUSIÓN.

Conclusión.

La próxima vez que lea, escuche y/o vea, noticias sobre lo ocurre en el panorama político mundial, ponga sobre ellas la luz de la profecía, porque solamente así tendrás un cuadro real de lo que ocurre y hacia donde van las naciones.

     ¿Cuándo una casa o una ciudad se limpia y engalana más? ¿No es acaso cuando se está a punto de recibir una gran visita?

     ¿Cómo no procuraremos limpiar nuestras vidas y engalanarlas con servicio y adoración a Dios si sabemos que nuestro Señor, nuestra esperanza, nuestra vida, viene pronto?

Aconsejando para la vida (IV parte): rendición por fe

Cita Bíblica: 1ª Pedro 4:1-5

Introducción.

Este es el último mensaje, de nuestra serie de cuatro, donde se aconseja al creyente para que lleve su vida en este mundo conforme a su nueva posición ante el Dios Padre, el Dios Hijo, Jesucristo y el Espíritu Santo. Son muchos los aspectos que marcan la vida del cristiano que resultan como conclusión de lo expuesto en los tres mensajes anteriores. Hoy, en honor al tiempo, solo hablaremos de aquellos básicos e imprescindibles para asegurar que nuestra carrera cristiana, se está corriendo acorde con los Planes del Señor.

     La lectura de primera de Pedro 4:1-5, nos muestra el verdadero espíritu del cristiano. En la época en que Pedro vivió, hubo terribles persecuciones contra aquellos que profesaban la fe de Cristo, como nosotros. Muchos de esos creyentes huyeron de Jerusalén buscando escapar de sus perseguidores, por eso Pedro dirige esta carta a los expatriados.

     Dice el versículo 1: Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también armaos del mismo pensamiento; pues quien ha padecido en la carne, terminó con el pecado. Primero nos está diciendo que Cristo debe ser nuestro ejemplo, como aquel que ha padecido a manos de hombres malvados para que la justicia se manifestara en todos nosotros. De modo que si cualquiera de los que estamos aquí fuera confrontado ante dos alternativas: pecado o sufrimiento, renunciar a nuestra fe para vivir con los inconversos compartiendo sus pecaminosas vidas y evitar el castigo, o padecer por Cristo para vivir con pureza y piedad conforme a la voluntad de Dios sometiéndonos al sufrimiento a manos de los malvados; ese hermano, yo, tú o cualquiera, tomaremos el ejemplo de Cristo, y si es necesario, entregaremos nuestra vida por Él. Si elegimos llevar con nosotros el vituperio de Cristo, entonces dice Pedro, habremos terminado con el pecado, es decir, efectivamente hemos sido renacidos con una nueva naturaleza y el pecado, el mundo y la carne ya no tienen ningún control sobre nosotros, lo que significa que efectivamente nos hemos entregado a Cristo y al Espíritu de Dios.

  1. NUESTRO CONTEXTO
  2. AHORA VIVIMOS EN CRISTO
  3. VIVIR COMO ESPIRITUALES

La gran condición

Cita Bíblica: Deuteronomio 17:14-20.

Introducción.

En Deuteronomio 17 se profetiza que un día Israel rechazaría el gobierno teocrático y pediría un gobierno monárquico. Cuando ese día se presente, Dios, aunque agraviado, accedería, pero exigiría algunas condiciones a ese rey, entre las cuales se encuentra el que debería tener un ejemplar de La Ley, el cual debería leer todos los días de su vida.

     En esta oportunidad quiero invitarles a meditar en esta condición, que obligaba al soberano a tener una copia de la Palabra de Dios, lo que hoy sería la Biblia, y nutrirse de ella todos los días de su vida.

  1. PALABRA CONFIABLE  Deut.17:18
    1. Cuidada por Dios.
    2. Cuidada por un pueblo designado para ello.
    3. Cuidada por la Iglesia.
  2. LECTURA DIARIA  Deut.17:19
    1. Temer a Jehová.
    2. Guardar La Palabra.
    3. Relacionarse con sus hermanos.
    4. Vida y salud.

Conclusión.

El cristiano, en el día de hoy, también debe alimentarse de la Palabra de Dios, “todos los días de su vida”; el no hacerlo le llevará a experimentar desnutrición espiritual, la cual se manifestará en: apatía, frustración, desamor, irritabilidad y baja en las defensas espirituales.

     Al nutrirse el creyente, diaria y eficazmente, con La Palabra, los resultados se hacen también evidentes: se aprecia realización espiritual; la persona irradia paz y gozo; hay preocupación por sus hermanos y también por los inconversos; y detecta y rechaza toda contaminación.

“La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, …”

Colosenses 3:16