Estás aquí: Home » Blog » Artículo para compartir » Dejando atrás la lucha

Dejando atrás la lucha

Cita: Génesis 32:22-32

Introducción.

Jacob es un personaje muy interesante de observar y analizar, su vida nos da grandes lecciones.

Después de su huida por temor a Esaú su hermano, Jacob vivió aproximadamente veinte años en Padán- aram, catorce años sirvió a Labán por sus hijas Lea y Raquel y luego seis años más para conseguir su ganado.

En esa región tuvo once hijos, pero llego el momento de volver a su tierra y enfrentarse con los problemas, especialmente los causados a su hermano.

La lectura de hoy nos sitúa en ese instante, un momento tan importante y trascendental en la vida de Jacob, lo vemos a punto de cruzar el rio para enfrentarse a Esaú, pero más que enfrentarse a su hermano, vemos que Jacob tenía que enfrentarse a sí mismo.

Veamos qué nos dice esta interesante lectura.

  1. La lucha de Jacob
  2. La bendición de Jacob
  3. La transformación de Jacob

Conclusión.

La vida de Jacob y otros grandes hombres y mujeres de la Biblia, nos dan grandes lecciones, a veces esas lecciones se ven lejanas, porque no podemos ver, o sencillamente no queremos ver qué hay ahí, para aplicar a nuestras vidas.

Al ver a Jacob en el relato de hoy, es necesario que yo me pregunte, y a través de esas preguntas me pueda dar cuenta en qué posición me encuentro hoy.

Sería bueno contestar en nuestra intimidad una serie de preguntas en forma sincera, yo solo haré tres.

¿Con quién me identifico mejor yo, con Jacob o con Israel? ¿A qué lado del vado me encuentro, y por qué? ¿Estoy luchando aun con Dios, o he dejado la lucha definitivamente atrás?